Las bicis y las juntas hacen un tandém inmejorable

Isaak Rosillo - JIOrigns Cycling Team

La relación entre Isaak Rosillo y JIOrings nació de la casualidad de tener un buen amigo en común. Bendita casualidad porque desde el primer día que nos conocimos surgió una relación muy especial. Él nos contó sus objetivos para la temporada, nosotros le propusimos ayudarle en la medida de nuestras posibilidades. Todo surgió de una forma muy espontánea, sin grandes pretensiones, como si fuéramos amigos desde hace tiempo que solo quieren echarse una mano. Y hablando de tiempo, tenemos que remontarnos unos cuantos años atrás para conocer la trayectoria de Isaak como persona y como biker.

Como nos cuenta él mismo: “Empecé en esto de la bici de montaña con 13 años. Le cogí el gustillo y empecé a competir haciendo descensos, hasta que llegó un momento en el que tuve tantas lesiones seguidas, que no me quedó otra opción que dejar la bici. Como no sé estarme quieto, fui al primer club de remo que se me cruzó en el camino y empecé a remar. Estuve remando 10 años en diferentes clubes, hasta que saqué la plaza en la Ertzaintza y decidí dejarlo, además coincidió con una importante lesión en la rodilla. Los siguientes años estuve montando en bici, pero sin competir.”

Comenzó entonces otra relación entre Isaak y la bici, más personal. Realizó la Transalpina y la Transpirenaica en solitario. Sin duda, una de las mejores experiencias de su vida, cruzar Los Alpes y Los Pirineos sin nada más que su bici y sus alforjas. Para poder aprovechar el tiempo libre que le permitía su trabajo, se compró una furgoneta preparada y se dedicó a completar  algunas de las rutas más famosas: la Pirinees Epic Trail, Pedales de Foc, la Tena Extrem Pro, Pedales de Occitania, Pedals De Los Ports y muchas otras.

Pero nuestro Isaak es un hombre de competición y llegó el día en el que se dio cuenta de que algo le faltaba. Echaba mucho de menos la competición, la lucha deportiva para intentar ganar, sentir la carga de adrenalina en cada salida o en un descenso en plena competición, decidir la estrategia para intentar ganar a tus competidores en plena carrera… Así que se inscribió como primera carrera para su regreso a la competición, nada más y nada menos, que a un Mundial de Policías. Todo o nada, con una bici de 26 pulgadas y doble suspensión de 120mm: todo lo contrario a una bici de competición (para los no somos entendidos en materia). Se presentó a la carrera para probarse de nuevo a si mismo. Sin más pretensión que la de disfrutar y comprobar si sentía lo mismo que antes compitiendo. Y para sorpresa de muchos, y sobre todo del propio Isaak, quedó octavo. Pero lo más importante es que disfrutó como un enano y decidió volver a a competir.

En la temporada 2014, comenzó a entrenar con un preparador de Zaragoza. Por culpa de unas lesiones empezó tarde, dando comienzo a la pretemporada en marzo. Ese año, con nula pretemporada y siendo un novato total, consiguió quedar cuarto en el Open Asturcantabro en Gijón, segundo en solitario en las 24 horas de Mataporquera y Campeón de Europa de Policías y Bomberos en Bruselas.

Con estos resultados a sus espaldas y tal y como nos cuenta “para el 2015 me piqué más todavía, empecé a entrenar con el preparador cantabro Juan Carlos Llamas y conocí a JIOrings”, parecía que todos los astros se alineaban.

Ha sido nuestra primera temporada juntos y las sensaciones han sido buenísimas. Esta temporada 2015 que acaba de terminar, tampoco pudo hacer pretemporada por una lesión. Se hizo daño en la mano derecha y tardó en recuperarse tres meses, pero ha sido su primera temporada completa y ha salido muchísimo mejor de lo esperado, como dice él mismo: “ni soñando”.

Ahora mismo, Isaak está inmerso en la pretemporada, entrenando muy duro y con más motivación que nunca. Sus objetivos, rendir al máximo en todas las carreras en las que participe en el 2016, mejorar y competir de tú a tú con cualquiera de los bikers. El objetivo de JIOrings Cycling Team y de todo JIOrings es apoyarle económicamente en todo lo posible pero, sobre todo, animarle, estar a su lado, escuchar sus necesidades y motivarle para que logre todos y cada uno de sus objetivos.

La verdad es que hacemos buen tándem y a este paso vamos a tener que cambiar nuestro lema “la forma más rápida de encontrar una junta” por “la forma más rápida de ir en bici”.

¡A por todas Isaak!