De entrevista con una quad-ring, un hilo tórico y una junta tórica

Jun 22, 2016 Categoría: JIOrings 0 Comentarios
JIOrings Socios

Entrevista a los fundadores de JIOrings sobre el “de dónde venimos y adónde vamos”

Es curioso lo bien que tres personas tan diferentes pueden encajar. Jean, Iñigo y Oscar socios fundadores de JIOrings y amigos, son el claro ejemplo de que cuando hay ilusión y ganas por trabajar, los resultados llegan. Su forma de ser, de pensar, de expresarse, sus orígenes son diferentes y a pesar de todo, es lo que les une lo que ha hecho posible que JIOrings sea después de 12 años una PYME que goza de muy buena salud.

Con 12 trabajadores en nómina, uno de los almacenes más grandes de la península ibérica, un servicio basado en la fidelización del cliente, una imagen desenfadada para un sector industrial como el de las juntas tóricas, son a día de hoy la forma más rápida de encontrar una junta.

No hemos querido dejar escapar la ocasión para realizarles una entrevista para que les conozcáis mejor.

JIOrings

Para empezar, ¿podríais explicarnos que es JIOrings? 
Jean El propio nombre, cuando uno sabe descodificarlo, lo explica casi todo. La primera lectura indica que JIOrings es el diminutivo de Juntas Industriales y O-Rings, siendo esta última palabra la traducción en inglés de juntas tóricas. Por lo tanto, JIOrings es una empresa dedicada al almacenaje y a la distribución de juntas industriales en general y de juntas tóricas en particular. Más allá de esta primera lectura, JIO son las iniciales de los tres “ideadores” del proyecto, Jean-Albert, Iñigo y Oscar. Insisto en el término ideadores ya que no somos nosotros tres los únicos en haber participado en la puesta en marcha del proyecto.

¿Cómo os complementáis como gerentes y como personas?
Jean Lo bueno de ser tres socios es que, como solemos decir, nunca hay empate. Todos los lunes, tenemos una reunión para tratar todo tipo de asuntos relacionados con la empresa y cuando alguna decisión se atasca, siempre salimos del paso de alguna forma ya que el resultado de la votación sólo puede ser 3-0 o 2-1. Por supuesto que a lo largo de estos 12 años, hemos cometido errores pero, por lo menos, sabemos que cada decisión equivocada resultó ser la consecuencia de una decisión concertada y de eso se aprende. Además, por suerte, a nivel personal, nos llevamos muy bien.

Iñigo Como veis Jean es el literato del trio (risas). Pero es cierto, como personas, nos hemos complementado muy bien desde el principio y eso es una de las claves de nuestro éxito. Somos muy diferentes pero muy parecidos, lo que hace de las reuniones semanales un momento muy productivo.

Óscar Mis socios me han quitado la respuesta de la boca (risas). Cada uno como gerente tiene su “parcela”, Jean es el “Director Ejecutivo Compras y Export”, Iñigo es “Director Ejecutivo General” y yo el “Director Ejecutivo Ventas”, aunque como en toda PYME todos hacemos de todo cuando hace falta. Lo fundamental es que los objetivos estratégicos empresariales así como nuestras metas personales derivadas del trabajo son semejantes y eso hace que todo fluya.

Darnos unas pocas cifras de JIOrings para que nos hagamos una idea de las juntas que manejáis.
Iñigo Tenemos unas 35.000 referencias creadas en el almacén, de las cuales la mitad aproximadamente tienen rotación de stock habitual. Eso hace un total de unas 30 millones de juntas. Unos números que requieren un sistema logístico e informático moderno, ágil pero estricto a la vez. A día de hoy somos 12 personas en plantilla: gerencia, almacén, administración, comercial, comunicación… Para que te hagas una idea de las cifras que manejamos en el ejercicio anterior (2015), facturamos sobre 1.500.000 euros, vendimos más de juntas 23 millones de juntas, realizamos casi 10.000 envíos por tierra, mar y aire.

¡Vaya! Realmente son unas cifras impresionantes para una empresa que acaba de cumplir los 10 años. A todo esto, ¿cómo nació JIOrings? Contadnos un poco sobre los inicios, por favor. Se admiten las anécdotas top de la empresa.
Jean Bueno, lo primero que te puedo contar es que la primera vez que hablamos los tres de montar “algo” fue en un bar de Galdakao después de una cena con nuestras parejas, allá por el año 2004. En aquella época, trabajábamos los tres en otra empresa del sector, los tres, por diversas razones, no estábamos muy satisfechos a nivel laboral. Como soy abstemio, seguro que estaba tomando mi tradicional “tónica sin hielo y sin limón, a secas” mientras Oscar e Iñigo se tomaban sus cubatas (risas). A raíz de esto, aunque ya no me acuerdo muy bien de la cronología, empezamos a mirar opciones. No voy a entrar en detalles pero la verdad es que las cosas se aceleraron cuando nos encontramos los tres sin trabajo. Ya no había elección, teníamos que llevar a cabo el proyecto. Hablamos de abril 2004. En noviembre del mismo año, empezamos la aventura.

Óscar Como recuerda Jean, todo nació en un bar después de una cena. Yo siempre había tenido la inquietud de montar algo por mi cuenta pero nunca había visto clara la oportunidad. Durante aquella cena salió este tema y vimos que era un deseo común y una idea que nos rondaba a todos por la cabeza.. y la pelota comenzó a rodar.

Una de las anécdotas más curiosas que recuerdo es que para conseguir alquilar el pabellón que nos gustaba (que es el actual, luego podemos decir que finalmente una elección acertada) decidimos hacernos pasar por un grupo internacional, con el fin de darle un toque serio a la situación y lograr que nos dejaran verlo por dentro. Así que llamó Jean, con su acento francés, para ver si el dueño ante la posibilidad de alquilar el pabellón a un grupo internacional dejaba de tratarnos como unos “don nadie” y accedía a enseñárnoslo. Finalmente ni con esas (risas), no nos quedó otra que alquilarlo sin verlo. En aquel momento éramos unos novatos.

Iñigo ¡Yo también recuerdo las vueltas que dimos para alquilarlo! Pero sobre todo tengo el recuerdo de los primeros días, las horas pasaban tan despacio, sin llamadas ni faxes entrantes. Así que cuando sonaba el teléfono, la oficina era una carrera de obstáculos para ver quién llegaba antes para cogerlo.

Jean Por aquel entonces, ¡teníamos el sueldo horario más bajo de toda la Unión Europea! Trabajábamos doce horas al día – incluidos los sábados a menudo – por 600€ mensuales. Eso sí, con mucha ilusión y con muchas cosas que hacer por delante. En aquella época, la oficina en la que te encuentras ahora era más bien diáfana: tres escritorios, un armario, una mesa, una fotocopiadora-fax, algunas plantas y ya está. Entonces, a veces, a mediodía, nos autorizábamos una pausa de media-hora para echar un partido de fútbol con porterías que eran sillas y papeleras… ¡qué tiempos!

¿Qué creéis que hace diferente a JIOrings de la competencia?
Óscar Me adelanto que si no me lo quitáis de la boca (risas). Para mí claramente la diferencia es que somos la forma más rápida de encontrar una junta y no solo porque tengamos uno de los mayores stocks de la península, sino por nuestra agilidad a la hora de dar respuesta al cliente. Es algo en lo que trabajamos diariamente y los clientes así nos ven. Hemos logrado convertir nuestro slogan en realidad.

Iñigo Además de la rapidez, destacaría un factor que nos diferencia de la competencia pero que puede pasar algo más desapercibido a primera vista: la horizontalidad. Funcionamos como una organización interna totalmente horizontal. Somos un equipo, en el sentido absoluto de la palabra. Para que te hagas una idea, hemos tenido becarios que ni siquiera sabían quién era socio, accionista, gerente o empleado. Este tipo de estructura interna no es muy habitual en el mundo industrial pero a nosotros nos gusta y además nos funciona.

¿Qué os parece más importante vender o hacer que os compren?
Jean La sutileza de la pregunta es interesante… ¿Acaso vender no es hacer que te compren?En todo caso, lo importante para nosotros es hacer entender a nuestros clientes potenciales que podemos ofrecerles un valor añadido, que sea por precio, por calidad, por disponibilidad, por servicios. Tenemos tantos clientes diferentes que tenemos que tener respuesta para todos. Lo difícil y lo interesante de la venta es descubrir la “debilidad” del cliente. ¿Qué busca? ¿Qué parte de JIOrings puedo ofrecerle para que no pierda su atención? Destacar lo barato que es una junta cuando el cliente sólo quiere hablar de calidad y fiabilidad no es la mejor forma de captar su atención aunque ambas cosas son compatibles.

Iñigo Lo que no queremos de ningún modo, es que nos compren por inercia, queremos clientes fidelizados, 100% satisfechos con nuestro producto y servicio. Por ese motivo realizamos anualmente diferentes acciones de fidelización con nuestros clientes habituales. Pero a la vez, necesitamos llamar la atención del cliente ofreciendo un valor añadido constantemente y ser capaces de atraer nuevos clientes. Conclusión: no nos podemos relajar ni un día.

Óscar Desde mi visión puramente comercial, nuestro objetivo es lograr que nos compren, el cliente debe interiorizar que somos la mejor opción, ya sea por precio, servicio, cercanía lo que sea. Tenemos que estar en primer lugar en su abanico de proveedores para lo que no nos queda otra que conocer muy bien a nuestro cliente, sus necesidades y entorno. Como decía Jean la clave está en descubrir la “debilidad” de cada cliente.

¿Cómo os comunicáis con los clientes? ¿Es fluida y bidireccional esa relación?
Iñigo Hoy en día todas las empresas cuentan con los mismos medios y canales de comunicación. En lo que se refiere a la comunicación puramente relacionada con la transacción mercantil, no podemos diferenciarnos demasiado, así que procuramos comunicarnos de múltiples formas con el cliente: confirmaciones de pedido automáticas, avisos de expedición, predicciones de entrega de material, encuestas, boletines, circulares, llamadas… Estar en comunicación permanente es la clave.

Los últimos 10 años el sector industrial giraba en torno el fax, y hace pocos meses hemos decidido retirarlo de nuestros canales de comunicación. Siempre hemos intentado estar por delante en telecomunicaciones, y procuraremos seguir innovando. Cada día que pasa estamos dando más importancia a la imagen que queremos proyectar, de ahí, que últimamente nuestra presencia en las redes sociales sea mayor, queremos que nos conozcan pero sobre todo conocer las opiniones y preocupaciones de los clientes.

¿Y la comunicación interna? Viendo el muro de Facebook o el timeline de Twitter parece que en JIOrings os da tiempo además de a vender juntas a pasarlo bien. ¿El buen ambiente es espontáneo, trabajado o un poco de ambos?
Óscar En su mayoría es espontáneo, somos como somos, pero también es cierto que trabajamos en esa dirección y procuramos realizar acciones que refuercen el buen ambiente. El trabajo duro no debe estar reñido con el buen ambiente y si éste es bueno la gente está más contenta y eso redunda en beneficio de la empresa.

A veces ocurre que el día a día te come y no tienes tiempo suficiente para conocer a la persona que tienes al lado, para saber algo más de su vida. Para evitar que no sea todo trabajo, siempre hacemos dos actividades al año, una en verano y otra por navidad. Y en los dos últimos años, los empleados nos han sorprendido (¡pero sorprendido de verdad!) con una invitación a una comida que ellos mismo nos pagan. Cuando ves que la plantilla se une para darte una sorpresa como esta, sientes una emoción especial.

¿Serías capaces de definir cada uno de vosotros con dos palabras lo que es JIOrings?
Jean Para mi mente literaria, dos palabras son pocas pero voy a intentar resumirlo en una frase: JIOrings es un espacio en el que un grupo de personas busca lo mejor para si y para sus clientes.

Iñigo Mi otra familia.

Óscar Buen rollo.

¿Hacia dónde va JIOrings? ¿Qué veremos en los próximos meses a corto plazo? ¿Y en los próximos años a medio/largo plazo?
Jean  Pregunta trampa. ¿Adónde vamos? Llevamos meses inmersos en el proceso de renovación del plan estratégico. Si bien tenemos pistas muy avanzadas, aún nos queda por definir algunos flecos. La reflexión estratégica es fundamental en la andadura de una empresa y más aún cuando las cosas van bien. Al final, cuando las cosas se van torciendo, no te queda más remedio que remar a contracorriente y tomar decisiones rápidas para salir airoso o no de la situación. En cambio, cuando llevas varios años de crecimiento, la inercia te puede hacer dejarte llevar. Así que no puedo desvelar nada de momento sino que tampoco vamos a revolucionar JIOrings en los próximos años. Sabemos cuales son las cosas que hacemos bien y queremos hacerlas mejor. Es adónde va JIOrings.

Iñigo Por completar, las palabras de Jean, creo que debemos encaminar nuestro esfuerzos a ser los mejores en lo que hacemos. Aunque 2016 va a resultar una especie de transición por la reflexión estratégica en la que estamos sumidos, hasta el 2020 vamos a realizar acciones encaminadas a potenciar nuestras fortalezas, y vamos a tratar de minimizar al máximo nuestras debilidades, siempre sin olvidar el entorno que nos rodea.

Óscar Por ser un poco más conciso que mis compañeros, nos estamos preparando para ser lo más técnicos posible y lograr un alto grado de penetración en los grandes mercados. A nivel tecnológico siempre procuramos estar un paso por delante de la competencia y, en ese sentido, acabamos de renovar la web, enseguida actualizaremos la tienda on-line, todo ello encaminado a facilitar el día a día a nuestros clientes habituales sin olvidar, otro de nuestros objetivos que es captar nuevos clientes gracias a nuestra proyección en internet.

Y por último, si fuerais una junta… ¿cuál seríais?
Jean Así, sin pensarlo mucho, creo que sería una Quad-Ring. La junta tórica me gusta mucho por su sencillez y universalidad pero alguien dijo que “mejor muerto que sencillo”, ¿no? (risas) Siempre me ha gustado la Quad-Ring porque es más desconocida. Tiene 4 puntos de apoyo y el apoyo es fundamental en la vida. Además, en España, algunos la llaman “junta trébol” y una junta trébol con 4 puntos traerá suerte, ¿no?

Iñigo Alguno dirá que parezco un trozo de hilo tórico (por eso de ser la “I” del logo) y por no llevar la contraria y porque es un producto con mucho tirón, me quedo con el hilo tórico.

Óscar Yo sería una junta tórica de color azul eléctrico, está claro (risas) sencillo pero un poco “notas” al mismo tiempo.

¡Gracias chicos! Hacéis un trío estupendo.

Sorry, the comment form is closed at this time.